FALL SALES🍁 25% OFF con el código FALL🎉Envíos peninsulares gratis a partir de 20€ 📦 Envíos a Europa, gratis a partir de 80€

La manicura perfecta, paso a paso

Otro día de confinamiento en el blog. Sabemos que estos días muchas de vosotras empezáis a tener ganas de que abra la manicurista. Pero parece que por un tiempo eso no podrá ser, por lo tanto las manicuristas vais a tener que ser vosotras. Por eso hoy os traemos un básico para que os podáis una manicura de calidad y, sobre todo, duradera.

Eso sí, necesitaréis paciencia, porque eso de hacerse las uñas e inmediatamente ir a toquetear cosas por casa lo hacemos muchas, y es un error. De hecho si os la hacéis por la noche, probablemente os levantaréis con las uñas marcadas por las sábanas. Nosotras os recomendamos que el momento manicura sea preferiblemente por la mañana, y sobretodo, teniendo paciencia para que sequen las diferentes capas. 

No necesitamos mucho instrumental para una buena manicura, así que sin más dilación empezamos este "paso a paso", y os avisamos que nos vamos a explaiar: 

 

1. Antes de la manicura: hidratar las manos

Será genial si la noche anterior a haceros la manicura, os hidratéis bien las manos con, por ejemplo, algun remedio de aceite de oliva. Dedicamos un post entero a esto, pero también podéis poner en un bol pequeño aceite de oliva previamente calentando durante unos segundos (sólo para que quede tibio) y meter después las uñas durante unos 15 minutos, secando después sin usar agua. Conseguirás hidratar uñas y cutículas y preparar el lienzo perfecto para hacerte la manicura.

2. Quitar el esmalte anterior correctamente

Para quitar bien el esmalte, además de elegir un quitaesmalte sin acetona para evitar que debilite de las capas de queratina de la uña, es importante que a la hora de retirar el esmalte no frotes la uña. Con movimientos de arrastre, desde el nacimiento de la uña y hacia abajo, pero sin frotar para no dañar la uña y conseguir que salga más fácilmente. Otro tip: empapar un algodón con quitaesmalte, depositarlo sobre la uña dejándolo unos segundos en contacto y masajear después para retirar.

 

3. Las cutículas

Con las manos limpias, mételas unos minutos en agua templada. Así las cutículas se reblandecerán y será más fácil dejar las uñas en perfectas condiciones para recibir su nuevo color. Secamos bien las manos con una toalla y con un cepillo para uñas, cepillamos suavemente cada uña para acabar de eliminar partículas. Con el palito de naranjo o empujador de cutículas, con cuidado, vamos retirando hacia atrás la piel de la cutícula. 

Aceptado el hecho de que es mejor empujar las cutículas que cortarlas –sólo deberían cortarse aquellas que sobresalen en exceso y que afean el aspecto de la uña con unos alicates para cutículas, preferiblemente–, después toca hidratar con un tratamiento específico para cutículas. Si vas a pintar las uñas después, es necesario que, una vez aplicado el aceite o crema para cutículas, vaporices alcohol sobre la uña para que la aplicación del esmalte sea fácil y efectiva.

cuticulas

4. Limar, no cortar 

A no se que tengáis uñas de águia y necesitéis cortar mucho, intentad limar siempre las uñas en vez de cortarlas con tijeras o cortauñas. Los movimientos que ejerzas a la hora de limar tus uñas también son definitorios para que no se rompan ni se escamen. Los profesionales aconsejan limar las uñas desde los lados y hacia el centro de manera continuada, pero con movimientos suaves. Para darles una forma ligeramente redondeada, no hacerlo sólo en línea recta, sino meter la lima ligeramente por debajo de la uña y en los laterales para lograr esa forma redondeada. Esto va al gusto del consumidor. La clave es no forzarlas. Es importante que quitéis la piel de las uñas que queda al rededor, y se puede hacer eficazmente con un cortauñas.  

5. La clave: una buena base

Puede resultar obvio, pero es justo y necesario recordar esto: antes de aplicar cualquier color sobre la uña es necesario aplicar una base que protega la uña, la alise y facilite la aplicación del esmalte. Solo así conseguirás que el esmalte no dañe tu uña. Nuestras bases serán perfectas para este paso. La capa debe ser fina y tenéis que dejar que seque bien antes de aplicar el esmalte. Dos opciones geniales para la base son, por un lado, nuestro Tratamiento para uñas Base Coatenriquecido con polvo de diamante conocido por su acción reparadora. Con su aceite de aguacate, regulada el ph de las uñas. Antioxidante, fortalecedor y regenerador. Además su extracto de fruta del dragón con propiedades hidratantes, mineralizantes, vitaminizantes y protectoras.

base coat

Por otro lado tenemos el Tratamiento Ridge Filler Cotton, una base alisadora de fijación perfecta, que alisa la superficie de las uñas gracias a sus partículas esféricas ultrafinas. Está enriquecida con extracto de calabaza ofreciendo las propiedades de la vitamina E que contienen las pipas de calabaza, contribuyendo a la regeneración celular con su efecto antioxidante. También contiene polvo de diamante conocido por su acción reparadora. Las uñas de cada persona son únicas y, si las tuyas tienen alguna estría o irregularidad, este tratamiento te ayudará a alisarlas y prepararlas para el esmalte. 

base coat tratamiento uñas

6. Momento del esmalte

Una vez la base esté completamente seca, empieza a aplicar el esmalte. IMPORTANTE: haz dos o tres capas muy finas, dejando que se seque una para aplicar la otra. A veces parece que se ha secado y, ups! Ya se ha echado a perder el trabajo porque puede que no hayas dejado secar bien el color entre capa y capa. Para evitar que esto pase debes escurrir el pincel antes de aplicar el esmalte y respetar el tiempo de secado. No hagçais capas gruesas porque tardarán mucho más en secar. 

La calidad del esmalte es importantísima, y para expertas, ¡nosotras! Como laboratorio propio, desarrollamos todas nuestras fórmulas para conseguir una calidad excelente y que tus uñas esté bonitas a la vez que cuidadas. Nuestros esmaltes son ‘8 free’, libres de ocho de los tóxicos habituales en otras marcas: acetona, alcanfor, ftalatos, formaldehido, resina de formaldehído, silicona, tolueno y xileno. Su fórmula con polvo de diamante dará vitalidad y dureza a tus uñas para que crezcan fuertes pero además ofrece resultados duraderos con un acabado intenso. Lo prometemos, si lo hacéis bien, estos esmaltes os durarán más de una semana. Y por supuesto, todos nuestros productos son veganos y cruelty free. ¡Tienes más de 30 tonos para elegir!

 

7. Paso final: el Top Coat

El top coat, por su parte, consigue que el esmalte dure más tiempo y el resultado sea mucho más brillante y bonito. ¿Un truco? Aplica siempre capas muy finas de todos los productos. De lo contrario será muy fácil que la manicura se arruine en tiempo récord. Aplícalo cuando el esmalte esté seco completamente. Si quieres un acabado brillante usa nuestro Top Coat, enriquecido con silicio orgánico, un mineral fundamental para la resistencia y vitalidad de las uñas y reforzado con extracto de bambú para dar mayor hidratación.

Si quieres un acabado diferente usa el Top Coat Matte, que matificará cualquiera de nuestros colores y conseguirás una manicura perfecta y ultra-mate con efecto aterciopelado. Ambos te ayudarán a sellar el esmaltado para que os dure un moooontón. 

Para secar todo preferimos que sea "al aire" ya que conserva mucho más el brillo que queda al acabar. 

Y esto sería todo lo que nosotras haríamos al hacernos la manicura. Está claro que cada un puede tener técnicas distintas, este es nuestro humilde consejo. 

¡Un besito Lolitas!

 

 

 

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados