10% de DTO en PACKS, COLECCIONES y RUTINAS💅¡Empieza la temporada ahorrando en tu manicura!

10 trucos para que el esmalte dure más

Lo que más se cotiza en el mundo de las manicuras es la durabilidad de estas. Queremos que nuestro esmalte dure lo máximo posible, incluso cuando nuestro esmalte no es permanente. Obviamente no estarás 2 semanas con la manicura intacta, pero con estos truquitos, una semana te aguantará seguro: 

manicura en casa perfecta

1. Limar: forma y tamaño importan

Se rompen menos si a la hora de limar elegimos una forma ligeramente ovalada o redonda respetando rectas las esquinas, ya que es la más sencilla de mantener. La clave para que no se quiebren es limar siempre en el mismo sentido, un gesto que solemos hacer mal. Y si pules tus uñas, hazlo con una lima fina, así protegerá más las capas.

2. No las sumerjas en agua

Es la eterna duda. Parece ser que al mojar las uñas, estas se expanden, pero al secarse vuelven a su tamaño, de forma que si ya las has esmaltado, el resultado se puede estropear. Para evitar todo esto, prescinde del agua y usa un ablandador de cutículas, que funcionan fenomenal.

3. Limpia siempre la uña antes

Essie Weingarten, experta en manicura y creadora de los esmaltes Essie, siempre lo recomienda. "Si queda en la uña algún residuo, bien de crema, de aceite o de agua, no dejará al esmalte adherirse bien". Además, debes usar un algodón que no suelte pelusa y un quitaesmalte con acetona.

4. Tómate un descanso

Resulta conveniente, pero no para hacer que tomen oxígeno, ya que las uñas no respiran, pero sí para hidratarlas y prolongar la duración del color. Sin embargo, normalmente los expertos recomiendan cinco semanas de descanso cuando se trata de manicuras permanentes porque las uñas como bien dices, se quedan blandas. Esto dependerá de la persona y la uña, prestad atención a las necesidades que tengan las vuestras!  

5.  Aplica siempre una base

Los expertos inciden en la importancia de aplicar una base transparente y a ser posible con un extra de vitaminas, nutrientes y antioxidantes para regenerar las uñas y mejorar su flexibilidad además de formar una película protectora contra las roturas antes de aplicar el esmalte.

como hacer la manicura

 

En LOLA encontrarás dos tipos de base: la Base alisadora ridge filler cotton, que alisa la superfície de la uña y está enriquecida con extracto de calabaza ofreciendo las propiedades de la vitamina E, contribuyendo a la regeneración celular y con un efecto antioxidante. También tienes la Base Coat, que protege y embellece la uña mejorando la resistencia del esmalte, formulado con aceite de aguacate (regulador de ph de las uñas), antioxidante, fortalecedor y regenerador y extracto de fruta del dragón con propiedades hidratantes, mineralizantes, vitaminizantes y protectoras.

 6. Siempre dos capas y entre ellas espera un poco

Es de los errores más comunes que cometemos todas. Las dos capas favorecen que se vea el color con mayor intensidad. En ocasiones, si no queda muy aguado. Cuanto más gruesa es la capa final, más posibilidades hay de que alguna parte no seque bien por culpa de las burbujas que se forman y se estropee al rozar algo. Y es imprescindible esperar entre una y otra, las prisas matan el resultado final.

7. La importancia de pintar el borde

 ¿Sabías que haciendo este simple truco proteges la uña del agua? Las mejores expertas no olvidan poner base, esmalte y topcoat en la línea exterior de la uña (lo que limas). Este gesto ofrece una protección extra, ya que aísla la uña del agua, uno de los principales causantes de que la manicura dure menos.

8. Pinta las uñas en orden

Es la clave para conseguir un final feliz, pon la segunda capa de esmalte empezando por el dedo gordo y acabando en el meñique. ¿El motivo? Que si empiezas por el gordo, tienes más tiempo para que se vaya fijando mientras terminas el resto de los dedos. La del pulgar suele ser la uña que más veces se estropea por culpa de la impaciencia.

9. Evita las fuentes de calor

Parece algo muy básico pero es importante que en las doce horas siguientes al esmaltado, tus manos no entren en contacto con nada que esté muy caliente, por ejemplo, y no hagas el típico gesto de soplar, tu aliento también transmite calor. Aunque sientas el esmalte seco, puede pasar un día entero hasta que esté seco de verdad, sobre todo si no usas top coat secante.  

10. Top coat, a lo largo de los días

Siempre lo decimos y es que el paso más importante para que la manicura dure más tiempo es aplicar un Top Coat, matte o brillante, pero aplicarlo hará que el esmalte se selle y quede más protegido del exterior. TRUCO: Aplica el Top coat cada dos días para alargar su duración. Cualquier arruga, ¡se tapará!

[De propina] 11. El secante, fundamental para las que vamos con prisa

Este es la mejor de las opciones para que, al menos, no seas tú la que estropea la manicura nada más salir del salón. Se trata de aceites con capacidad para secar el esmalte que actúan en segundos. Si lo prefieres en formato tradicional, con pincel, que sepas que puedes aplicarlo cada dos días mientras el color aguante. Resucitarás el brillo y alargarás la esperanza de vida de la manicura. ¿Quién quiere un secante LOLA? Estad atentas... 

 

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados