Envíos gratis en pedidos superiores a 20€

8 free: Un esmalte que cuida tus uñas además de darles color y brillo

Seguro que te fijas en la calidad y los ingredientes de lo que comes, y la calidad y los ingredientes de los productos que te pones en la piel e incluso en el pelo. Pero es posible que se te olvide que tus uñas y no tengas en cuenta que el esmalte que utilizas también lo absorbe tu cuerpo y puede tener efectos en tu salud.

Al principio de los tiempos, las mujeres se pintaban las uñas con productos naturales como la Hena, pero con la industrialización, se empezaron a incorporar los químicos y prácticamente se introdujeron los mismos compuestos que en las pinturas de coche. Entre estos químicos se han identificado algunos que pueden ser muy nocivos para la salud y en LOLA Barcelona tenemos un firme compromiso por que tus uñas además de bonitas estén protegidas.

Así que hemos hecho un esfuerzo de formulación y hemos conseguido crear unos esmaltes de máxima calidad que entran en la exclusiva categoría de 8 free, porque eliminan ocho de los compuestos más nocivos que suelen llevar las lacas: acetona, alcanfor, ftalatos, formaldehido, resina de formaldehido, silicona, tolueno y xileno.

toxicos no

Probablemente, si no eres química, estos nombres no te digan nada, así que te vamos a dar cuatro pinceladas de cada una de ellas para que a partir de ahora te puedas fijar en las etiquetas de otros esmaltes que tengas por casa.

Acetona

En cantidades muy pequeñas, el hígado procesa la acetona y no es perjudicial, pero con un uso continuado puede producir irritaciones de nariz, garganta, pulmones y ojos. En cantidades más grandes puede llegar a dar incluso dolores de cabeza, mareos, náuseas y vómitos, además de que interferir en el ciclo menstrual de la mujer.

Alcanfor sintético

El alcanfor se absorbe rápidamente por la piel y da un efecto frío similar al mentol, pero también puede producir irritación en los ojos y en el sistema respiratorio si se inhala.

Dibutilo ftalato

Los ftalatos se suelen incluir en los esmaltes de uñas para dar una textura plastificada, pero su toxicidad se ha probado a través de varios estudios y se está eliminando de cualquier producto que tenga contacto con el cuerpo. Es un disruptor endocrino que también puede llegar a provocar dolor de cabeza, náuseas, vómitos, diarrea, etc.

Formaldehído

La Organización Mundial de la Salud y la Unión Europea clasifican este compuesto, que se ha utilizado durante años en la cosmética, como cancerígeno.

Resina de formaldehído

Es un derivado del anterior que también se utiliza en endurecedores de uñas pero, ante el peligro que supone para la salud, seguro que preferimos tener las uñas delicadas que tener este químico en el cuerpo.

Silicona

El cuerpo no tiene la capacidad de absorber las siliconas pero tapona los poros y no les permite respirar ni transpirar. Se pueden dar reacciones alérgicas como picores o quemazón.

Tolueno

Se ha usado siempre como disolvente pero irrita los ojos, la garganta y los pulmones. Puede causar fatiga, dolor de cabeza y náuseas. Si el tolueno está contaminado con benceno, entonces se considera cancerígeno.

Xileno

Es una fragancia sintética que muchas veces ni aparece en la etiqueta, porque solo pone ‘perfume’ pero puede causar reacciones alérgicas.

tosicos
El problema de estos compuestos no es que una vez te pongas laca y te vayan a provocar una reacción. Sin embargo, piensa en todos los años que llevas poniéndote esmalte de uñas y más si es de forma habitual. Todo eso se junta con tóxicos que hay en cremas, champús y maquillajes que usamos diariamente durante décadas y el efecto acumulación puede ser perjudicial para nuestra salud.

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .