SMOKED WATER

SMOKED WATER

Agua de sabores, agua infusionada, aguas frescas….el único alimento incoloro e insípido también sucumbe a las últimas tendencias.

Lo cierto es que no sabemos cuánta agua debe beber al día, de ahí que muchos se planteen métodos para conseguir que bebamos más.

Este es el caso del AGUA AHUMADA.

Esta agua no se creó para beber, sino para cocinar.

Podríamos hablar de ella como la “nueva trufa” ya que comparte con el hongo su potente sabor y su precio.

Su proceso de fabricación es muy similar al del whisky, aunque en menos tiempo.

En 10 días agua del grifo filtrada se hace circular por tuberías que contienen virutas y polvo de roble lo que le confiere un color amarillento y un sabor ahumado.

La idea surgió del chef británico Heston Blumenthal que solicitó la necesidad de crear un agua con ese sabor para darle un toque a uno de sus platos estrella, el risotto.

De postres, cócteles y platos salados, este ingrediente marca la diferencia entre cocer y enriquecer.